Promociones


PRESENTACIÓN CARPETA Nº 38:

La Educación a debate/ ¿Qué universidad para el tercer milenio?

En esta nueva carpeta sobre educación seguimos intentando desentrañar —como sucedía en el nº 6 de Archipiélago (1991) titulado “Educar, ¿para qué?”— las funciones que cumple el sistema de enseñanza y, más concretamente, la escuela pública obligatoria, especialmente en relación con los niños de las clases populares. Pero, como no en vano han cambiado algunas cosas desde 1991, una parte importante de los textos y de las entrevistas analizan las modificaciones que han sufrido toda una serie de procesos y su incidencia sobre la percepción social de la educación, la escuela, y las propias prácticas educativas. La lógica subyacente a estos cambios sociales, políticos, económicos se manifiesta como una lógica conflictiva que no sólo reenvía a diferentes modos de educación, sino también a diferentes modelos de sociedad actualmente en pugna.

Siguiendo el modo de hacer de Archipiélago, los textos de esta “Carpeta” no se limitan a someter a debate la educación, sino que en su interior se establece ya un debate. Se podría quizás decir que existen dos grandes líneas de reflexión. Una de ellas pone de relieve las paradojas y las contradicciones inherentes a la institución escolar, pero considera que, en este momento histórico, la escuela pública es un espacio que, además de cumplir determinadas funciones negativas, desempeña y puede desempeñar, en ciertas condiciones, funciones liberadoras y emancipadoras. La escuela es, por lo tanto, un espacio de lucha que no hay que abandonar. La otra línea piensa que el actual sistema de enseñanza es totalmente negativo pues psicologiza, infantiliza, no transmite verdaderos conocimientos, y genera fracaso y sumisión. Es necesario, por tanto, pensar y llevar a la práctica sistemas alternativos de transmisión del saber.

En esta presentación no vamos a tratar de resumir a los lectores el contenido de la carpeta, pues son muchos los matices y las sugerencias que encierran los distintos textos. Se podría decir, a modo de descripción, que una parte importante de las intervenciones (Claude Grignon, Juan Mainer y Raimundo Cuesta, José Gimeno SacristÁn, Antonio GarcÍa-Santesmases, Miguel Lizano OrdovÁs) se detiene más, aunque no exclusivamente ni mucho menos, en las recientes reformas educativas (en el caso español, en la logse), en el impacto de los criterios mercantilistas y competitivos en el campo de la educación pública, en la existencia de una tendencia hacia una escisión entre una enseñanza pública cada vez más “proletarizada” y una enseñanza privada “a la carta”, en un aumento de las disparidades y desigualdades en el sistema de enseñanza, en una posible contrarreforma educativa..., y algunas subrayan los obstáculos que de ello se derivan para lograr una sociedad más justa y democrática. El texto de Tomaz TadeU da Silva insiste más especificamente en las pedagogías psicológicas, ejemplificadas en el creciente constructivismo psicológico y pedagógico, y pone de relieve que estas pedagogías, pese a gozar de una imagen liberadora, emancipadora y crítica, se avienen bien con regímenes políticos de distinto signo y constituyen, concretamente en Brasil, el referente principal de las reformas educativas neoliberales. Blas Cabrera montoya problematiza la evaluación institucional que diferentes organismos oficiales están realizando sobre las instituciones escolares, y trata de descifrar adónde conduce esa lógica evaluadora y a quiénes sirve. Mariano FernÁndez Enguita, “colocándose” en la piel de un niño o niña gitanos, pone bien de relieve esa ambigüedad de la escuela pública en sus prácticas y ceremoniales cuando ejerce su acción sobre sujetos que no participan de “la cultura” de las clases medias que es la que suele transmitir la escuela. AgustÍn GarcÍa Calvo considera que el primer paso que hay que dar es desenmascarar lo que se nos trata de vender como Realidad y como Ciencia, y las imbricaciones de esta nueva religión con el Dinero, la Banca, el Capital, y El Estado. De este modo puede poner de relieve como la Realidad, el Poder y las instituciones educativas nunca acaban de estar del todo hechas, ni totalmente cerradas, pues siempre tienen fisuras por donde puede entrar lo que nos queda de pueblo.

Esperemos que estos materiales sirvan de instrumento de reflexión y discusión, nos ayuden a seguir en la ardua y apasionante tarea de comprender el mundo que nos ha tocado vivir y contribuyan a transformarlo.

Visita la página de Suscripciones y Pedidos. Suscríbete, suscribe a un amigo o pide la colección completa de la revista.